Actualidad

“El principal reto de cualquier grupo vulnerable es ganar poder”

Fotografía de una mujer madura, de complexión robusta, que fue captada en un plano inclinado, casi de tres cuartos, por lo que solo se le aprecia parte del rostro. Tiene ojos grandes, cabello corto, peinado con flequillo. Es usuaria de silla de ruedas, viste una blusa color crudo y una bufanda roja cae a los lados, con la mano izquierda sostiene un micrófono que acerca a su boca.

La diputada federal Norma Aceves, quien como activista impulsó la aprobación del Día Nacional de las Mujeres con Discapacidad, define los pendientes que el Estado tiene con ese sector.

Por María Teresa Peón y Nava

Las mujeres con discapacidad en México por fin tuvieron una fecha que las haga visibles en una sociedad que parece olvidarlas y un gobierno que no asume ni su responsabilidad ni su compromiso para lograr que ellas ejerzan sus derechos consignados en la Constitución y en leyes internacionales.

“A nivel del ejecutivo federal no ha cambiado nada. Me parece que Morena, tanto el partido como quienes están en el gobierno, no le han dado importancia al significado de este día”, dice la diputada federal Norma Aceves, quien como activista impulsó y logró que el 12 de septiembre fuera designado el Día Nacional de las Mujeres con Discapacidad.

A 12 meses de que el Senado aprobara esa iniciativa, Aceves no echa las campanas al vuelo aunque sí ve algunos avances, como el hecho de que varios partidos eligieran como candidatas a mujeres con discapacidad para las elecciones del 6 de junio pasado.

“Los partidos y el INE si hicieron cosas importantes, por ejemplo: al interior de mi partido el PRI, alrededor de 25 mujeres con discapacidad participaron para un cargo de elección popular, incluyendo la primera candidata a gobernadora.

Te interesará: Un 12 de septiembre que el gobierno olvidó

Sin embargo, el camino aún se ve muy largo y se requiere de sumar esfuerzos y establecer metas claras en función de las necesidades de un grupo que representa el 53% de los poco más de 21 millones de personas con discapacidad que hay en el país, según el Censo 2020 del Inegi. Es decir, se trata de 11 millones de mujeres con discapacidad.

“El principal reto de cualquier grupo vulnerable es ganar poder, un grupo que no tiene poder difícilmente accede a presupuestos”, subraya la diputada.

Pero Aceves invita a no pensar tanto en número sino en la continuidad, es decir, si en la 61 Legislatura se logró tener al CONADIS, el FOTRADIS, la Ley General para la Inclusión de las personas con discapacidad, hoy debería haber muchos más logros. Sin embargo, eso no es así: “hoy todo eso desapareció”.

Más presencia en la Cámara

Para Aceves, es fundamental que haya ocho personas con discapacidad como integrantes de la actual Legislatura porque eso le da visibilidad al tema: “al menos 400 diputados y diputadas nos van a ver y eso cambiará la perspectiva o al menos eso debiera suceder”.

Sobre todo, dice, es importante que haya continuidad en las legislaturas que han de venir;  “no se trata de cantidad de legisladores, se trata de lograr incidir. El objetivo es que no haya retroceso y que a partir de ahora tengamos mayor representatividad y ganemos más espacios de poder”.

La legisladora considera indispensable que este gobierno defina si habrá un programa para el desarrollo y la inclusión de pcd o no y que, en ese mismo sentido, defina si operará un organismo que coordine la política pública o no, ya que de ello dependerá quiénes serán los o las responsables de esa responsabilidad.

“Si no tenemos una dependencia que sea responsable del programa, entonces, por duro que parezca, no tenemos nada”.

“De las primeras cosas que haré desde el Congreso será que en la glosa del informe de gobierno preguntar quién será la dependencia responsable de la política pública.

“Si la respuesta es negativa y no hay dependencia responsable estaremos ante un enorme retroceso”.

No puedes perderte: Borra la 4T al Instituto Tlaxcalteca para las pcd

Sobre las versiones que indican que el gobierno federal planea desaparecer o unir diversas dependencias y organismos relacionados con el tema discapacidad, la legisladora subraya que, por ejemplo, Conapred y CONADIS no pueden fusionarse porque están diseñados para realizar funciones distintas.

“Y fusionarlos con otra dependencia sería como meternos a todos a un mismo costal, sin considerar las necesidades específicas de cada sector de la población”.

No obstante, dice, lo que las organizaciones, activistas y personas con discapacidad deben hacer es organizarse y actuar unidos.

“Parte de nuestra ausencia de poder es la limitada organización. Una vez organizados tenemos que exigir lo que por derecho nos corresponde. No se trata de que nos hagan un favor, no se trata de ir a ver qué nos dan, se trata de que nos garanticen nuestros derechos.

“Y para ello tenemos que estar presentes para visibilizar la urgente necesidad de contar con una dependencia responsable de la política pública y que no sólo se dedique a publicar tuits. Tenemos que estar vigilantes de que se ponga en marcha el Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión, el Programa Nacional de Trabajo y Empleo.

“El acceso a los derechos debe ser progresivo, siempre en mejora continua, nunca en detrimento”,

subraya Norma Aceves.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.