Fotografía de una prótesis de pierna en primer plano sobre una cama, al fondo, desenfocada, aparece una persona sentada con los pies cruzados sobre la cama con su computadora en el regazo.
Actualidad

El porno inspiracional distorsiona la realidad de las pcd

Por Redacción Yo También Dulce Zavala es una mujer exitosa: consejera, conferencista y activista por los derechos de las personas con discapacidad; sin embargo, en no pocas ocasiones las y los ciudadanos solo reconocen sus…

Por Redacción Yo También

Dulce Zavala es una mujer exitosa: consejera, conferencista y activista por los derechos de las personas con discapacidad; sin embargo, en no pocas ocasiones las y los ciudadanos solo reconocen sus logros o los atribuyen a su condición de usuaria de silla de ruedas a causa de osteogénesis imperfecta, coloquialmente conocida como “huesos de cristal”..

La situación, lejos de hacerla sentir bien, a Zavala le produce molestia porque es se inscribe en lo que se conoce como porno inspiracional, el concepto popularizado por la humorista y activista Stella Young en el TED Talk: I’m not your inspiration, thank you very much (No soy tu inspiración, muchas gracias).

Young acuñó ese término para definir el hecho de que se cosifica a personas con diversidad funcional en nuestro propio beneficio y eso justamente contra lo que Zavala alza la voz en un video que compartió en su cuenta de Twitter @dbperzaval.

Porno internacional sí procede de pornografía, explica Zavala. Se trata de imágenes son representadas y presentadas con el fin de estimular a otras personas que no tienen discapacidad.

“Las personas con discapacidad no queremos ser motivo de inspiración; nosotros queremos ser objeto de políticas públicas, queremos ser sujetas y sujetos de derechos, todos como cualquier otra persona”, dice Zavala, de 30 años y con empleo en el Instituto Nacional Electoral (INE).

La joven originaria de Tehuacán, Puebla, es contundente en sus mensajes en video donde subraya que las personas con discapacidad no quieren ser vistas como un estereotipo ni encasilladas o desde una perspectiva de dádiva, lástima y paternalismo.

Eduardo García Vázquez, coordinador de proyectos del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ (IDHIE), citado por El Sol de Puebla, considera que el porno inspiracional es una mirada descontextualizada de la realidad de las personas con discapacidad y no pone en el centro sus verdaderas necesidades, ni en la discriminación a la que se enfrentan.

Poco más del 16% de la población en México, según el Censo de 2020 del Inegi, tiene algún tipo de discapacidad. Tanto la ciudadanía como las autoridades, dice García Vázquez, deberían buscar alternativas para mejorar su calidad de vida, pero no tomar su imagen como inspiración para las personas que no tienen alguna discapacidad.

“Se ha vuelto una tendencia hablar de este tema, pero en realidad es algo estigmatizante que define a las personas con discapacidad como extraordinarios o todo lo contrario (…) las personas con discapacidad enfrentan una serie de violaciones a sus derechos humanos y se le agrega la discriminación por origen étnico o por inclinación sexo genérica, entonces cuando se aísla un caso y se presenta como extraordinario se está dejando de ver todo un sistema, se deja en el olvido y se excluye”, opinó.

En ello coincidió Mónica Lorena Palafox Guarnero, coordinadora de Posgrados en Psicología de la Universidad Iberoamericana, quien compartió que varias organizaciones se muestran en contra de los vídeos que usan la imagen de personas con discapacidad para motivar, ya que, hasta cierto punto, distorsionan su realidad.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.