ActualidadDeportes

Entrevista exclusiva: Diego López, triple campeón

Fotografía de Diego López, medallista de oro en Tokio 2020. Él es usuario de sillas de ruedas, aunque en la imagen solo se ve la mitad superior de su cuerpo. Es un hombre joven, de cabello oscuro, muy corto, que sonríe ampliamente mientras muestra su medalla de oro en natación paralímpica con la mano derecha, la otra mano la empuña y sube a la altura de su cabeza. Viste la chamarra oficial del equipo mexicano que es negra con mangas y el cierre verde.

El nadador paralímpico mexicano fue una de las estrellas que más brilló en Tokyo 2020.

Por Eduardo Vega

Diego López viajó a Tokyo 2020 en busca de su primera medalla en Juegos Paralímpicos, pero no solo cumplió su objetivo, sino que se colgó un metal de cada color disponible y alcanzó la gloria olímpica para convertirse en una de las estrellas de la delegación mexicana.

El “Misil Xalapeño”, como también conocen al atleta de alto rendimiento, habló en exclusiva con Yo También sobre la actualidad de la discapacidad en México, los avances y los retos a los que se enfrentan las personas de este grupo vulnerable.

“Es un tema bastante complicado en nuestro país, que sí ha habido cambios a favor. Obviamente hay países que nos llevan mucho terreno más avanzado, pero siento y considero que vamos por muy buen camino. Las cosas, por ejemplo, en Ciudad de México se están haciendo bien, cada vez hay mayores oportunidades de trabajo, oportunidades de movilidad”,

asegura el nadador.

El campeón olímpico en los 50m libres, categoría S3, destaca que las personas y la sociedad hacen la diferencia por su consciencia y empatía frente a la discapacidad, a pesar de la falta de infraestructura.

“La gente va siendo más consciente. También en provincia, por ejemplo, al estado de Veracruz le falta mucho, pero así como hay cosas que faltan hay gente que compensa todo eso. Hay gente que tiene demasiada cultura, demasiada empatía con las personas con discapacidad y que lucha para tener libre convivencia”, destaca.

Fotografía de Diego López, medallista de oro en Tokio 2020. Él es usuario de sillas de ruedas, aunque en la imagen solo se ve la mitad superior de su cuerpo. Es un hombre joven, de cabello oscuro, muy corto, que sonríe ampliamente mientras muestra su medalla de oro en natación paralímpica con la mano derecha, la otra mano la empuña y sube a la altura de su cabeza. Viste la chamarra oficial del equipo mexicano que es negra con mangas y el cierre verde.

Todo comienza en casa

Una de las principales razones por las que Diego ha triunfado en la vida, tanto dentro como fuera de la alberca, es su familia que lo ha impulsado siempre y que además lo ha tratado como una persona normal, sin ningún tipo de consentimiento especial, algo que asegura es fundamental para lograr inclusión.

“Sí está complicado, pero hay que seguir haciendo nuestro trabajo. Depende de uno como lo vean, como lo traten. A mí nunca me ha tocado algún tema de discriminación hasta ahora, entonces no sabría decirte cómo se siente o cómo es. Desde mi casa me han tratado como cualquier otro más, a pesar de estar en una silla de ruedas, entonces también eso viene desde casa. A los niños, a los padres saber hasta cómo decir a tu hijo que es una persona con discapacidad. No eres un especial, no eres un ‘enfermito’, eres un discapacitado y es una de las cosas que me han hecho desde casa”, afirma convencido el medallista paralímpico.

La determinación y aceptación son factores clave para que las personas con discapacidad puedan alcanzar sus metas en todos los ámbitos de su vida, la diferencia radica en la manera en que cada uno decida enfrentar su destino”.

“La discapacidad no importa. Muchos luchamos por nuestros sueños, muchos tal vez no sean deportistas, pero son buenos estudiantes o tienen un trabajo, son empresarios. Depende a veces mucho de la persona y de la educación que tenga.

“Yo he conocido gente a la que no le tienes que decir cómo hacerlo, ellos lo buscan y lo hacen. Hay gente que está maniatada a decir que no pueden teniendo una discapacidad. Cuando una persona con discapacidad primero no acepta que tiene una discapacidad no va a dejar que nadie la ayude, no va a permitir que le ayuden a cambiar esa mentalidad”, resaltó López.

Después de aceptar su condición, las personas tienen que trabajar muy fuerte para conseguir lo que se propongan pues no hay fórmula secreta, sólo se requiere esfuerzo y dedicación.

“Primero hay que aceptar que tienes una situación que ya no vas a poder modificar y desde ahí se empieza a trabajar. Desde ahí yo empecé: ‘no eres el único que tiene una discapacidad, que tiene una limitante’. Hay que tomar acciones necesarias tengas o no tengas una discapacidad.

Esto no es un camino fácil, es un poquito pedregoso, pero cuando uno desea cosas bastante fuerte o con muchas ganas no es solamente creerlo, tomar las determinaciones necesarias que es lo principal para poder llegar a ello. Desear no cambia nada, una decisión lo cambia todo”, expresó Diego López.

Fotografía de Diego López, un paratleta mexicano de tez morena que tiene amputado el brazo izquierdo, y discapacidad motriz en ambas piernas, que son de tamaño pequeño en relación a su cuerpo, se encuentra nadando en la alberca olímpica, lleva puesta una gorra de plástico elástico de color blanco con el texto "López" impreso de color negro, salió a respirar con la boca, a sus costados tiene carriles de color amarillo.

Sueño hecho realidad

En los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020, la delegación de nuestro país logró una de las mejores actuaciones de su historia y Diego fue uno de los protagonistas al ganar tres medallas: oro, plata y bronce.

Además, la edición paralímpica de la justa de verano en la capital japonesa tuvo una cobertura sin precedentes. Yo También fue uno de los medios en el mundo que lo hizo en tiempo real, compartiendo cada detalle de las emocionantes competencias de los atletas mexicanos, algo que el nadador agradece mucho.

“Antes se nos complicaba más y ahora es bonito saber que cada vez más medios se interesan en el deporte paralímpico y es algo también de agradecer.

“Agradezco a toda la gente que estuvo pendiente de nosotros. Estuvo muy bonito ver que a la gente le interesó y ahí estuvo al pie del cañón apoyándonos. Es algo muy bonito, muy padre y de mucho agradecer”, resaltó.

Aunque el “Misil Xalapeño” subió a lo más alto del podio, hizo que el himno de México se escuchara en el Centro Acuático de Tokyo y sumó una de las siete medallas de oro para la delegación, la más especial para él es la de bronce.

“(Bronce) Es una medalla para mí muy especial. La primera medalla de mi historia, algo que siento que marcó la pauta de lo que fueron las demás medallas, porque ya estaba más relajado y con una mentalidad de no tengo nada que perder, tengo todo que ganar. Algo muy bonito que se me dio, la veo y la veo y digo: “tú fuiste la primera”, confesó.

Después de subir la temperatura en la alberca olímpica, Diego tiene muy claro sus objetivos: seguir preparándose para mantenerse en el más alto nivel y llegar más fuerte que nunca a los Juegos Paralímpicos que se realizarán en la capital parisina.

“La gente espera de ti cada vez más, esperaban cuatro medallas de mí (Tokyo 2020) pero cuatro de tres un excelente resultado. Tengo esas ganas de seguirme preparando, de llegar a París 2024 en la mejor forma posible.

“Me quiero seguir preparando y quiero seguir rompiéndola para los próximos Juegos Paralímpicos en París, que se sigan acumulando más medallas y que sigan hablando del Misil”, concluyó Diego, quien ya sabe lo que es ser campeón en Juegos Parapanamericanos, Campeonatos Mundiales y Juegos Paralímpicos.

Fotografía de Diego López, atleta paralímpico de cabello castaño oscuro a corto a ras de su cráneo que lleva puesto un cubrebocas KN95 y viste una chamarra deportiva de color blanco, pants deportivo de color negro y cuelgan en su cuello, con un listón de color rojo, tres medallas de oro, plata y bronce; es usuario de silla de ruedas y se encuentra a lado del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, un hombre de edad adulta, cabello cano, tez morena que viste un traje formal de color azul, corbata plateada, calza zapatos de color negro y entrega con su mano derecha un cheque a Diego López, quien a su vez toma el cheque con su mano derecha, ambos sonríen frente a la cámara.

El dato

En 2019, Diego López recibió el Premio Nacional de Deportes, ganó 4 títulos mundiales, 5 medallas de oro en los Juegos Parapanamericanos de Lima y una más en la Serie Mundial.


La frase

“Hay cosas tan sencillas que hacen o marcan una diferencia. Creo que tenemos que tener ideales para estar aquí y dar lo mejor de nosotros, demostrarle a toda la gente que nada es imposible”, Diego López.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.