ActualidadSalud

No pierdas de vista a tus ojos

Oftalmóloga revisando la vista de un adulto.

En el Día Mundial de la Visión aprovechamos para conocer cuáles son las principales enfermedades que afectan a los ojos, cómo cuidarlos y en qué momento se considera una discapacidad.

Más de mil millones de personas alrededor del mundo tienen alguna pérdida visual, y 90 por ciento de éstas son prevenibles o tratables, según cifras de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera

El sureste de Asia y el este de Europa son las regiones en las que se registra la mayor cantidad de población afectada, con más del 18 por ciento del total.

América Latina, a excepción de Argentina, Chile y Uruguay (en el extremo sur del continente), registra una afectación de entre el 12 y el 14 por ciento de la población. 

En el caso de México, específicamente, poco más de 16 millones de personas tienen algún grado de pérdida de visión, de las cuales 540 mil 098 están ciegas.

Aproximadamente el 55 por ciento de las personas con algún nivel de afectación son mujeres.

En el marco del Día Mundial de la Visión, el doctor Francisco Martínez Castro, de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, señala que ante las exigencias de lectura cercana por el uso excesivo de dispositivos electrónicos, los mexicanos están registrando un alza en las enfermedades visuales. 

“Actualmente, por ejemplo, hay una voz de alarma de que la miopía empieza a aumentar más en los niños y hay varias teorías, que no son muy claras todavía, pero alguna indica que es por los excesos de lectura cercana cuando los ojos aún no han madurado y les estamos imponiendo un esfuerzo extra. 

“Y como se ha vuelto inevitable, entonces ahora se recomienda aprovechar más la luz diurna, por eso en países avanzados ya no solo se usa iluminación artificial en las escuelas, mejor se abren tragaluces. Esa una nueva visión de las cosas”, explica. 

En general, a los ojos mexicanos les afectan principalmente tres enfermedades, en orden: presbicia (error de refracción que le dificulta a las personas de mediana edad y a los adultos mayores ver cosas de cerca), todos los defectos de graduación (que se corrigen con el uso de lentes) y catarata (un área nublada en el cristalino). Todas reversibles. 

Oftalmóloga revisando la vista de un adulto mayor en un chequeo habitual para tener buena visión.

Y hay otro grupo de condiciones que cobran relevancia porque, como no se están detectando y atendiendo a tiempo, ya no pueden curarse, solo controlarse en algunos casos. Ahí se encuentran la degeneración de la mácula, el glaucoma, la retinopatía del diabético y la retinopatía del prematuro (en bebés que nacen antes de que el embarazo llegue a término). 

¿Cómo se puede procurar una buena visión?

“Con una dieta balanceada, haciendo ejercicio y teniendo una buena iluminación (con luz diurna) ayudamos a la visión. Pero igualmente mantenerse informado, especialmente aquellos pacientes con obesidad, hipertensión, colesterol alto o diabetes. 

“El Día Mundial de la Visión es una oportunidad para divulgar esos perfiles de riesgo, incluir a los contactos de primera vez (pediatras, perinatólogos, geriatras, optometristas, maestros en escuelas, etc.) y que la gente tome un compromiso de autocuidado”. 

Y aclaró que se puede hablar de un límite de discapacidad visual cuando, en un examen oftalmológico, de las 10 líneas que hay que leer (con letras de todos tamaños), solo se alcanzan a percibir las primeras 4 o 5.

Es, entonces, que hay que ver si con lentes o una cirugía se puede resolver las necesidades visuales del paciente. Si no, entonces ya se puede hablar de una discapacidad. 

“La herencia sí influye, pero no es una regla absoluta. La salud es una conquista, pero la gente quiere tener salud sin comprometerse. Y hay que autocuidarse”, puntualiza el organizador del Día Mundial de la Visión de la Sociedad Mexicana de Oftalmología.

Los oftalmólogos son los médicos especialistas en el cuidado de los ojos.

REGLA 20-20-20 

Quienes trabajan permanentemente frente a la computadora o abusan del uso de pantallas pueden seguir la regla de 20-20-20, avalada a nivel mundial, para reducir el cansancio en los músculos oculares: 

  • 20 minutos de uso de algún dispositivo electrónico
  • 20 segundos para descansar
  • 20 pies (alrededor de 6 metros) es hacia donde se debe mirar

Otro consejo es bajar la intensidad de luz y tener espacios de descanso visual, cerrando los ojos por un momento o llevando la mirada a otro lado.


Por Ivett Rangel | Fotografías: SMO, Nadia Castilla

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.