ActualidadSalud

Covid-19: la principal causa de muerte en Estados Unidos de personas con discapacidad intelectual

Mujer con síndrome de Down que trae puesto un cubrebocas.

Una investigación reciente muestra que fueron quienes tuvieron más probabilidades de morir durante el pico más alto de la pandemia.

Una revisión de los certificados de muerte de 2020 de todo EU mostró que Covid-19 fue la principal causa de muerte entre las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo (IDD, por sus siglas en inglés).

En cambio, el virus fue la tercera causa de muerte en las personas sin ese tipo de discapacidad precedida por enfermedades cardíacas y cáncer.

“Incluso haciendo un ajuste con relación a edad, sexo y etnicidad minoritaria, descubrimos que el Covid-19 resultó ser más mortal para las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que para las personas que no la padecen”, dijo Scott Landes, profesor adjunto de sociología en la Universidad de Siracusa y director del estudio que se publicó este mes en el Disability and Health Journal. “Además, las personas con IDD murieron a menor edad”.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores consideraron los registros del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales de EU sobre los casi 3.4  millones de niños y adultos que murieron en 2020 y Covid-19 fue la causa del 10.4 por ciento de la muerte de personas sin discapacidad del desarrollo. Pero este estudio también mostró que las muertes por Covid-19 fueron 1.5 veces más en personas con parálisis cerebral, 1.6 veces más en personas con discapacidad intelectual y más del doble en personas con síndrome de down.

En general, el Covid-19 fue la mayor causa de muerte entre las personas con cualquier forma de discapacidad en el desarrollo y de cualquier edad, concluye el estudio.

Y aunque no queda totalmente claro por qué tuvieron un mayor riesgo de muerte por Covid-19, los investigadores plantean algunos posibles factores.

“Las personas con IDD viven en porcentaje más alto en espacios comunes que aquellos sin IDD”, dice Landers.

“Las situaciones en las que se vive en grupo, especialmente en donde se requiere de un cuidado personal más cercano se asocia con los contagios de Covid-19. Si se calcula que entre el 13 por ciento y el 20 por ciento de las personas con IDD viven en este tipo de lugares, el riesgo no puede subestimarse”.

El estudio también encontró que había un mayor índice de hipertiroidismo y de ataques epilépticos en las personas con IDD que murieron en 2020, además de que la obesidad era algo más común entre aquellos con discapacidad intelectual y síndrome de Down.

“Como medida de precaución, los cuidadores médicos tendrían que monitorear con mucho cuidado los síntomas de los pacientes con Covid-19 con un diagnóstico de hipotiroidismo y/o ataques epilépticos”, concluye el estudio.

Para mitigar el índice de mortalidad que padecieron las personas con IDD durante esta pandemia y otras futuras, el estudio indica que esta población necesita tener acceso a un servicio médico de calidad, prioridad en el acceso a las vacunas y a otros “cambios sistemáticos” para acabar “con la desigualdad social y la marginación”.

Por Shaun Heasley para Disability Scoop | Traducción: Graciela González

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.