Fotografía de las tres atletas italianas que hicieron el 1, 2, 3 en la carrera de 100 metros. Las tres son mujeres jóvenes, que tienen la amputación de una pierna -dos de ellas la izquierda y la otra la derecha- y llevan prótesis hasta el muslo. Las tres visten uniforme de competencia, color azul claro, el top es muy corto y el short es corto. Cada una de las jóvenes tiene una bandera de Italia, verde, blanca y roja, y la pasan por atrás de su cabeza mientras alzan los dos brazos.
ActualidadDeportesParalímpicos Tokio 2020

Cinco momentos paralímpicos para la eternidad

Cada atleta que llegó a Tokyo 2020 no solo tiene una historia que contar, también se convierten en protagonistas de anécdotas entrañables.

Por Eduardo Vega

Cada cuatro años, las historias de superación, entrega, amor, disciplina y de una fuerza de voluntad a prueba de todo, alimentan el espíritu del paralimpismo y nos recuerdan que cualquier sueño se puede hacer realidad.

Te presentamos cinco episodios que quedarán grabados para siempre en las memorias de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. 

1. En la salud y en la enfermedad…

El matrimonio británico formado por Neil y Lora Fachie llevó su amor hasta la pista del Velódromo de Izu en la capital japonesa, donde el mismo día lograron conquistar la medalla de oro en sus pruebas, respectivamente.

Además, los ciclistas rompieron el récord mundial en sus competencias. Neil en la categoría 1000 m contrarreloj B masculino y Lora en los 3000 m persecución individual B femenino.

La celebración doble en la familia Fachie seguro fue inolvidable.

Fotografía de un hombre y una mujer, que son esposos y campeones paralímpicos en ciclismo. Los dos visten uniforme de Gran Bretaña, en los colores de su bandera: blanco, rojo y azul. Ambos se abrazan mientras lucen sus medallas de oro, y sonríen.
Neil y Lora Fachie, esposos y campeones paralímpicos.

2. Competencia filial

Ver a padre e hijo competir en la misma disciplina y en la misma edición de juegos paralímpicos es casi imposible, pero Lazaros y Leontios Stefanidis lo hicieron realidad en Tokyo 2020.

Los competidores griegos participaron en lanzamiento de bala y en esta edición fueron la única pareja registrada con este vínculo. Lazaros nunca imaginó que algún día estaría al lado de su hijo participando en la misma disciplina y en la misma justa.

Padre e hijo, lanzadores de bala sentados juntos en un parque. El papá viste playera azul oscuro y pantalones gris oxford, con tenis, y el hijo bermudas y playera de algodón. El hombre mayor tiene cabello corto y canoso, el menor cabello negro, bigote y barba.
Lazaros y Leontios Stefanidis.

3. Atleta de altura

Morteza Mehrzadselakjani es un referente del deporte paralímpico de Irán, uno de los consentidos en su selección y fue uno de los atletas más reconocidos en la capital japonesa, con sus 2.46 metros de altura no pasó desapercibido.

Es la figura del equipo de voleibol iraní, gracias a él volvieron a brillar a nivel mundial y ganaron la medalla de oro en Tokyo 2020. En su juventud, Morteza fue diagnosticado con acromegalia, que provoca crecimiento anormal de los huesos.

Fotografía de tres de los integrantes del equipo de voleibol varonil de Irán. Los hombres de las orillas llegan apenas arriba del codo al jugador que está en medio y mide 2.46 metros. Todos muestran sus medallas, y visten uniformes con la bandera de su país: blanco con estampado verde y rojo.
Morteza Mehrzadselakjani con dos de sus compañeros.

4. Destroza récord mundial ¡tres veces!

El atleta de India Sumit Antil salió inspirado al campo del Estadio Nacional de Tokio y tuvo la competencia de su vida, porque además de llevarse la medalla de oro en lanzamiento de jabalina categoría F64, rompió la marca del mundo en tres ocasiones.

Sumit no tuvo rival en Tokyo 2020 más que él mismo. En su primer intento alcanzó los 66.95 m e impuso nuevo récord del mundo, en su segundo intento lo volvió a hacer, con una marca de 68.08 m, y en su última oportunidad aplastó su recién establecido registro con un lanzamiento de 68.55 m.

El medallista de India Sumit Antil al lado de la parrilla que muestra el tiro que logró en jabalina, de 68.55 metros y que le valió, además del oro, los récords olímpico y mundial. El atleta es alto, tiene amputada la pierna derecha y lleva una prótesis. Viste shorts pegados color negro y playera anaranjada. Cubre su espalda con la bandera de su país: anaranjada blanco y verde. Es un hombre joven, de cabello barba y bigote oscuro, y sonríe.
Sumit Antil se supera a sí mismo.

5. Bellezza olímpica

En la última jornada de competencias en la pista del Estadio Nacional de Tokio, las atletas italianas brillaron en la prueba de los 100 m categoría T63 e hicieron el 1, 2, 3 para su país, pero además le pusieron un toque especial a la celebración con su encanto y personalidad.

Ambra Sabatini, Martina Caironi y Mónica Graziana Contrafatto con su belleza hicieron lucir la bandera italiana como nunca, después de protagonizar una trepidante carrera que se decidió en los últimos metros. Las velocistas registraron un tiempo de 14.11 s, 14.46 s y 14.73 s, respectivamente.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.