Fotografía de Juan Serrat, un hombre de mediana edad que utiliza un saco café, camisa blanca y pantalón negro, se encuentra hincado a lado de Leire, un perro perro de asistencia de raza labrador de color beige
Actualidad

“Celebramos que exista un Día Internacional de los Perros de Asistencia, ya que esto posibilita que más gente conozca el valor que le brindan a la sociedad”

Estos perros, que no son mascotas, son grandes compañeros y dan apoyo emocional y fomentan la integración e independencia de las personas con discapacidad.

Por Karina González Fauerman            

Este jueves 29 de abril es una fecha especial que no debería pasarnos desapercibida: se conmemora el Día Internacional del Perro de Asistencia, el mejor compañero que apoya a las personas con discapacidad a tener mayor independencia e integración, además de mejorar su calidad de vida y la de su familia.

Los perros de asistencia no son mascotas, sino que atienden las distintas discapacidades: motriz, auditiva, visual y autismo o bien, para apoyar a quienes tienen enfermedades como epilepsia o hipoglucemia.

Juan Serrat, adiestrador profesional y criador canino desde hace más de 15 años y presidente y fundador de Perros de Asistencia México (PAM), explica la importancia de este tipo de canes, cómo reconocerlos y qué hacer en caso de requerir uno.

¿Qué es un perro de asistencia y cuál es el rol que tiene?

Como su nombre lo dice, es un perro entrenado específicamente para brindar asistencia a personas con discapacidad.  Es entrenado en un centro especializado por personal certificado y hay un perro distinto para cada tipo de discapacidad:

  • Perro de servicio: para personas con discapacidad motriz
  • Perro señal: para personas con discapacidad auditiva
  • Perro guía: para personas con discapacidad visual
  • Perro para autismo: para personas dentro del espectro autista
  • Perro de alerta médica: para personas con epilepsia o hipoglucemia

Estos perros no son aptos para todas las discapacidades. Independientemente de que la persona tenga algún tipo de discapacidad como las antes mencionadas, en Perros de Asistencia México (PAM) hacemos una valoración y posterior evaluación del usuario y de su familia para saber si es o no candidato para obtener uno.

Fotografía de un perro de asistencia de raza labrador de color beige que se encuentra frente a la cámara con la lengua de fuera.
Fotografía de un perro de asistencia.

¿Cuáles son los aspectos que entran en la valoración?

Si los requerimientos que tiene la persona y futura usuaria (así como su discapacidad) pueden ser cubiertos por un perro de asistencia. También analizamos si la familia está en posibilidades de cubrir las necesidades básicas del perro de manera óptima, entre ellas: alimentación de calidad, cuidados veterinarios, estética, espacio seguro y amplio, y tiempos de juego y ocio.

¿Por qué es conveniente que las personas con discapacidad tengan un perro de asistencia?

Mejora la calidad de vida de la persona usuaria, quien adquiere mayor independencia e integración a su entorno inmediato (familia, escuela y trabajo). Además, contribuye a incrementar su salud física, mental y emocional.
De acuerdo con la discapacidad, los perros de asistencia ayudan de distintas formas: abrir y cerrar puertas; recuperar objetos como celular, llaves y cartera; alertar, a través del olfato, la baja en el nivel de azúcar del usuario; evitar conductas de fuga en menores con autismo; ayudar a llegar a un punto específico o avisar de algún sonido particular. Esto por mencionar algunas conductas que por sí solas son difíciles o imposibles de realizar sin ayuda.

¿Cómo es el entrenamiento de estos perros?

El entrenamiento se realiza a partir de la especialidad para la cual serán entrenados. Una vez seleccionados, comenzamos con ellos. En PAM trabajamos en tres etapas:

  1. Socialización y aprendizajes generales
  2. Aprendizajes específicos dentro del lugar de entrenamiento
  3. Aprendizajes específicos en interiores y exteriores

Trabajamos a través de la psicología del aprendizaje, la neuroeducación y el aprendizaje social referenciado. El tiempo de entrenamiento es de aproximadamente seis meses y el tiempo de espera, desde que comienza el proceso hasta que la familia lo tiene, es de un año. 

¿Cualquier raza es apta para ser un perro de asistencia?

Existen muy pocas razas que pueden ser utilizadas para este propósito. En PAM únicamente entrenamos y entregamos perros labradores que no tienen riesgo de agresión, lo que es el factor primordial cuando comienzan a trabajar con el usuario y su familia. Además, una de las particularidades de esta raza es su capacidad para recuperar objetos (función zootécnica).

Algunas instituciones siguen usando la raza golden retriver y cruzas entre labrador y golden. Las mejores a nivel mundial usan estas dos únicas razas. 

Fotografía de un perro de asistencia de raza labrador de color beige que se encuentra frente a la usuaria a la que asiste, una mujer de mediana edad con cabello café claro y anteojos, que lleva puesta una blusa blanca y pantalón de mezclilla sentada en una silla de ruedas.
Fotografía de perro de asistencia frente a una persona con discapacidad motriz.

¿Hay cultura sobre este tipo de canes en México?

Sí, afortunadamente ya existe una mayor cultura sobre este tipo de perros en México. Desde que comenzamos hace 10 años hasta el día de hoy, la gente ya sabe, en muchos casos, que cuando ve a un perro con un chaleco y la leyenda de “No Tocar”, se trata de un perro de asistencia. Se muestran empáticos y respetuosos ante el can y el usuario.

El chaleco o peto distintivo de la institución que lo entrenó permite que el perro sea reconocido. Además, es necesario que la o el usuario cuente con una identificación emitida por la misma institución, en la cual se especifique el tipo de perro de que se trata y la discapacidad a la cual asiste.

Si alguien quiere un perro de asistencia, ¿qué debe hacer?

Ponerse en contacto con nosotros, en Perros de Asistencia México, al teléfono 54 2216 1682. Posterior a ello, realizamos una llamada telefónica para conocer más del caso y, de ser viable, agendar una entrevista de profundización y una evaluación. Durante la entrevista se le explica a la familia todo el proceso desde la selección del perro (cachorro, joven o adulto), así como detalles del entrenamiento, la entrega y los cuidados que requerirá y que son, prácticamente, los mismos que otro tipo de animales: vacunaciones, desparasitaciones, profilaxis dental y chequeo anual.

Lo más importante es el trato que recibe de la familia, ya que al ser un perro de asistencia debe de tener momentos de descanso y juego como cualquier otro. 

¿Por qué existe un Día Internacional para celebrarlos? ¿Cuál es su importancia?

Desde PAM aplaudimos y celebramos que exista un Día Internacional de los Perros de Asistencia, ya que esto posibilita que más gente conozca el valor que brindan a la sociedad y a las personas que gozan de su compañía.

¿Sabías que? 

A finales de la Primera Guerra Mundial se requería ayuda para asistir a las personas que quedaron ciegas o mutiladas. Así surgen los primeros perros de asistencia y, con ellos, las primeras escuelas de entrenamiento como Seeing Eye Dogs (Nueva Jersey) o Guide Dogs for the Blind (Michigan).

Acércate

Algunas fundaciones e instituciones para conocer sobre los Perros de Asistencia son:

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia