Becca Meyers, la sirena sordociega de EEUU, renuncia a su sueño paralímpico

Por Teresa Peón y Nava

El equipo paralímpico de natación de Estados Unidos sufre una baja por demás sensible. Becca Meyers, una de sus cartas fuertes y candidata a refrendar la cosecha de medallas, optó por renunciar no solo al equipo estadounidense sino al sueño que la llevaría a vivir por tercera ocasión unos Juegos Paralímpicos.

Detrás de la decisión que tomó Meyers está el recuerdo de una pésima experiencia que vivió en los juegos de Río de Janeiro 2016, cuando sus padres llegaron en su rescate y no solo la nutrieron con alimento, sino que le devolvieron la confianza en sus fortalezas.  La joven había pasado días terribles en los que dejó de comer porque no podía encontrar el comedor destinado para las y los atletas y ello, además de debilitarla físicamente, también la minó de forma emocional.

No obstante, cuando sus padres la encontraron en la habitación que tenía asignada en la Villa Olímpica de los Juegos Paralímpicos 2016, tomaron una serie de acciones para apoyarle y fueron lo suficientemente efectivas para que la sirena estadounidense se recuperara y obtuviera tres medallas de oro y una de plata.

La experiencia, sin embargo, la marcó lo suficiente para que esta semana, a poco más de un mes de que Tokio dé inicio a la fiesta paralímpica, decidiera renunciar a sus aspiraciones.

En Río de Janeiro, Meyers se prometió que no volvería a vivir la experiencia de sentirse sola y vulnerable y, desde entonces, competencia tras competencia la multimedallista y tricampeona mundial había contado con la autorización del Comité Olímpico y Paralímpico Estadounidense (USOPC) para que su madre fungiera como asistente personal y la auxiliara.

Ahora todo es distinto.

«El Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos me ha negado el alojamiento para mi Asistente de Cuidado Personal (PCA)», compartió la nadadora en sus redes sociales. 

El argumento del comité estadounidense es que se trata de una determinación obligada por la emergencia sanitaria y las medidas impuestas por Japón para proteger lo más posible a los atletas de contagios del coronavirus SARS-COV-2. Por ese motivo, en esta ocasión solo permite el alojamiento de un asistente en el equipo para ayudar a 33 miembros de la delegación, de los que nueve son ciegos.

«Con el coronavirus, hay nuevas medidas que restringen la asistencia de personal no esencial, y estoy de acuerdo con eso, pero mi asistente personal es esencial para mí para competir».

Becca Meyers, campeona de natación.

«Me encantaría ir a Tokio», dijo Meyers, de 26 años, en un mensaje desde la sala de estar de la casa de sus padres en los suburbios de Baltimore. Tokio 2020 habrían sido sus terceros Juegos Paralímpicos; los primeros fueron Londres 2012, cuando tenía 17 años.

“La natación me ha dado mi identidad como persona. Siempre he sido Becca, la chica nadadora. No me he tomado esto a la ligera. Esto ha sido muy difícil para mí. [Pero] necesito decir algo para efectuar el cambio, porque esto ya no puede continuar». ⁠

Becca nació con el síndrome de Usher, un raro trastorno genético que causa sordera de nacimiento y que le ha ido robando la vista progresivamente. Por eso, dice, necesita un asistente de cuidado personal para funcionar como deportista y como miembro de la sociedad.

“Ella ha dado toda su vida por esto. Es inaceptable. Es desgarrador ”, dijo Maria Meyers, madre de Becca. “Ella está aterrorizada de ir (sola). Y me refiero a aterrorizada, tanto como para estar enconchada, hecha bolita, temblando».

La determinación de Becca Meyers, de renunciar al equipo paralímpico, desató una polémica que ha escalado no solo a las autoridades deportivas de Estados Unidos, sino a legisladores y funcionarios del gobierno, así que el futuro de la campeona, candidata a ganar al menos cuatro medallas, quizá aún no está definido.

Lo último

Cáncer y discapacidad: lo qué provoca la enfermedad

Las y los sobrevivientes de cáncer tienen mucho que compartir sobre el tema de discapacidad como secuela de, paradójicamente, superar el reto que significa esa enfermedad.

Primero parálisis cerebral y, 36 años después, cáncer testicular

En plena pandemia, y tras meses de dolor, le fue detectado un cáncer que requirió cirugía y radioterapias; hoy está en remisión y lo monitorean periódicamente hasta que pasen 5 años.

Andrea Bocelli le cantará a más de 200 mexicanos con discapacidad visual

A través de la campaña “Asientos para todos”, el tenor lírico italiano se presentará este febrero en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Abuso policial en Estados Unidos cobra otra víctima: ahora, un hombre con discapacidad

Anthony Lowe, un hombre afroamericano con doble amputación de piernas, fue ultimado de 10 tiros por policías de Huntington Park, California.

Newsletter

Al suscribirte aceptas nuestros Términos y condiciones

Te puede interesar

“Sueño con que los deportes sean una materia obligatoria en las escuelas”: Jesús Hernández

Jesús Hernández Hernández es el tritón con más medallas de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020 y en el Mundial de Paranatación Madeira 2022. Su meta es que todos encuentren en las actividades físicas un refugio para trascender y manejar la frustración.

Les bajan las becas a los campeones paralímpicos

Con los nuevos ajustes a las becas Conade, la pesista Amalia Pérez verá reducidos sus ingresos aunque se mantenga en el primer lugar.

La ilusión de frecuencia

En Yo También usamos la ilusión de frecuencia a nuestro favor. A todos los temas que se generan en el país y en el exterior, a todas las noticias que vemos, leemos o escuchamos inmediatamente le vemos su lado de discapacidad.

México presente en la Serie Mundial de Paranatación de Berlín

Un grupo de 12 paradeportistas viajaron a Alemania a refrendar (varios de ellos) sus medallas ganadas en Tokio.

Conoce al mejor aliado de las y los atletas paralímpicos

Aun si deben reparar sus sillas de ruedas, prótesis y órtesis en plena competencia saben que en este centro especializado de servicio siempre hay solución.