Fotografía en la que aparece un hombre de mediana edad, calvo con barba en forma de candado, vestido con camisa a cuadros de color azul con blanco y pantalón de mezclilla de color azul oscuro, es usuario de silla de ruedas, y se encuentra sentado frente a un escritorio de madera color café claro que tiene un monitor negro que proyecta gráficas de color verde esmeralda; en el otro extremo del escritorio se encuentra una mujer de cabello castaño, recogido en una coleta, vestida con blusa azul marino con franjas blancas, sentada frente a otro monitor. Al fondo se alcanza a apreciar una oficina, un estante con carpetas de color blanco y una ventana con las persianas de color gris semi abiertas.
Actualidad

Be the bridge, el “puente” para ser una empresa inclusiva

Con esta herramienta, la American Chamber of Commerce of Mexico busca que sus miembros y otras compañías en el país identifiquen barreras existentes para las pcd, tomen acción para derribarlas y accionen prácticas que aseguren su inclusión.

Por Regina Moctezuma 

Cuando una empresa es inclusiva no sólo está haciendo lo correcto, sino también un buen negocio. Las compañías con prácticas de talento inclusivo generan hasta un 30% más de ingresos por empleado y una mayor rentabilidad que sus competidores, de acuerdo con el estudio Human Capital Trends, publicado por Deloitte en 2017. 

La fórmula es bastante sencilla: entre más diverso sea un equipo de trabajo, habrá más conocimientos, más experiencias de vida y perspectivas, lo que influirá en una mejor toma de decisiones para el negocio. Pese a ello, muchas compañías en México no reconocen aún el valor social y económico de contar con una cultura de inclusión laboral.

En México sólo 4 de cada 10 empresas diseña e implementa políticas enfocadas en personas en condición vulnerable como adultos mayores, personas con discapacidad (pcd), indígenas y de la comunidad LGBT+. 

OCC Mundial

Con esto en mente, el Comité de Diversidad e Inclusión de la American Chamber of Commerce of Mexico (AmCham), la cual aglomera a más de 1,000 empresas con operaciones en el país, dedicó el último año y medio a desarrollar el toolkit Be the bridge (Sé el puente, en español), una herramienta creada para fomentar una cultura de inclusión en las empresas.

Aunque lo más común es que las empresas transnacionales exporten las buenas prácticas laborales a sus filiales en otros países, este toolkit nace de un esfuerzo local que encuentra mucho eco en empresas de alcance regional o global por tratarse de prácticas que se pueden replicar, homologar o adaptar. 

“Buscamos temas que sean de utilidad para nuestros miembros, con la idea de poder permear también a otras empresas y a la sociedad”,

Esta herramienta es de acceso libre para que más empresas, organizaciones e incluso, instituciones públicas, puedan utilizarla para la generación de más y mejores prácticas en pro de la equidad de género, y de la inclusión de las personas con discapacidad y de la comunidad LGBT+. 

Los colaboradores de las compañías y organizaciones que apliquen este toolkit, podrán convertirse en sus mejores embajadores. “Los conocimientos que uno puede adquirir como individuo en una empresa, después los lleva a su ámbito personal, familiar y social, pudiendo ser un detonador de cambio en la cultura en general”, resalta Pablo Habichayn, quien también es director de Recursos Humanos de la empresa Edenred

El toolkit fue desarrollado y lanzado en medio de una pandemia que ha llevado a las empresas a reinventar sus esquemas de trabajo, principalmente a través del home office, pero la mayoría de sus recomendaciones pueden adaptarse al lugar y formato laboral, sea en la oficina o en la casa. En Yo También hemos reportado sobre cómo el trabajo desde casa ha impulsado la inclusión laboral para personas con discapacidad visual, por ejemplo, y también sobre la importancia de la accesibilidad como un tema prioritario para el regreso a las oficinas.

“Este año que cambió nuestra forma de vivir y hacer negocios, en AmCham lo asumimos con un verdadero compromiso por la reinvención”, se lee en su reporte anual 2020 y el toolkit “Be the bridge” es prueba de ello. La apuesta del Comité de Diversidad e Inclusión es que el toolkit sea una herramienta viva, que pueda adaptarse y evolucionar a las necesidades de cada empresa y al entorno en el que cada una opera. 

¿Cómo conseguir una mayor inclusión de las pcd en las empresas?

El toolkit contiene cinco consejos para que cada empresa pueda generar estrategias, iniciativas y programas de inclusión para las pcd:

  • Genera una postura pública ante la no discriminación y a favor de la inclusión de las pcd, teniendo en cuenta políticas y prácticas internas para las relaciones entre colaboradores.
    • AmCham recomienda que las empresas colaboren con organizaciones dedicadas a las pcd para obtener asesoría y fomentar la sensibilidad interna.
  •  Asegura una política de equidad salarial.
    •  Utiliza el benchmarking para identificar fortalezas y áreas de oportunidad.
  •    Identifica las barreras (obstáculos físicos, de comunicación y culturales) y busca eliminarlas por medio de:
    •  Adaptaciones razonables, es decir, modificar espacios físicos o procesos sobre el entorno existente, para fomentar la accesibilidad para las pcd.
    •  Diseño universal, lo cual implica contemplar la accesibilidad desde el inicio del proyecto.
  • Establece una red de colaboradores con discapacidad y aliados, dentro y fuera de la empresa.
    •  Participa en grupos y redes empresariales relacionados con cuestiones de discapacidad.
  • Toma en cuenta a tus colaboradores con discapacidad, sus necesidades y puntos de vista, en todos los procesos para asegurarte de estar implementando iniciativas, programas, acciones que fomenten su inclusión.

El toolkit incluye testimonios de colaboradores de distintas empresas, así como la descripción de programas ya en marcha en algunas firmas. AT&T, por ejemplo, cuenta con un programa llamado ‘Entorno Azul’, para incluir en su operación a personas con autismo y Síndrome de Asperger, con enfoque en sus habilidades y fortalezas. Por su parte, el programa ‘Caminemos Juntos’ de Manpower Group busca integrar a la fuerza laboral a personas con discapacidad, consiguiendo colocar en un empleo formal a casi 14,000 pcd y adultos mayores en los últimos 20 años. 

Te invitamos a consultar aquí el toolkit para identificar las acciones que podrías implementar o sugerir para que tu empresa sea más inclusiva. Si tienes alguna consulta o requieres más información, puedes contactar a Mirta Bertrán al correo mbertran@amcham.org.mx 

“Hay una responsabilidad de las empresas de retribuir a la comunidad en la que operan”.

Pablo Habichayn

Con esta herramienta más compañías podrán cumplir ese compromiso.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.