Actualidad

8 de marzo: por una vida libre de violencia para las mujeres con discapacidad

Usuaria de silla de ruedas frente a la puerta del metro.

El Día Internacional de la Mujer se conmemora justo cuando en México se pretende frenar una ley que crearía refugios seguros y accesibles para todas las mujeres, incluidas aquellas con discapacidad.

Por Redacción Yo También | Fotografía de María Martínez

Activistas, asociaciones y mujeres con y sin discapacidad piden a la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de diputados garantizar que, como había sido aprobado ya por las y los legisladores, los refugios y Centros de Justicia para las Mujeres sean accesibles.

“Urgimos a la Cámara baja del gobierno de México a adoptar las enmiendas junto con el presupuesto necesario que permita su implementación efectiva”, subrayan en un texto.

Esto, luego de que a iniciativa de la legisladora Beatriz Domínguez Pérez, se incluyera una reserva al dictamen que aprobó el Senado sobre la Ley para el Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia que no asigna presupuesto para crear espacios seguros y apoyos adecuados para las mujeres con discapacidad.

La nota de esta moción promovida por Domínguez Pérez, que ha desatado todo un debate, fue publicada en el sitio de Yo También y puedes consultarla en este enlace «Frenan apoyos a refugios accesibles para mujeres víctimas de la violencia».

De ahí que un grupo de asociaciones, activistas y mujeres con y sin discapacidad se hayan reunido para dirigir una carta a la legisladora Julieta Kristal Vences Valencia, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de diputados a fin de que evite que las nuevas disposiciones excluyan de los servicios de protección a las mujeres que son objeto de violencia, incluidas específicamente aquellas que tengan alguna discapacidad.

“La eficacia de la reforma depende enteramente de los recursos que se asignen para que los funcionarios cuenten con el debido entrenamiento, de modo que puedan aplicarla de manera efectiva”, señala la carta.

En la misma recuerdan que para elaborar la ley que podría ser cambiada se hicieron consultas y analizaron diversos estudios que documentan la urgencia de que las mujeres con discapacidad que viven en situación de violencia cuenten con espacios seguros que sean accesibles. “Según datos de un estudio de 2015 del Instituto Nacional de las Mujeres, el 80 por ciento de los refugios no eran físicamente accesibles para las mujeres con discapacidad”, destacan.

Y aun cuando el estudio citado refiere más a los espacios físicos, en la carta se especifica que el tema de la accesibilidad va mucho más allá. De acuerdo con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por México en diciembre de 2007, la accesibilidad también incluye el transporte, la información y las comunicaciones, las tecnologías y los sistemas.

De ahí que sea fundamental que todos los servicios de emergencia sean accesibles y que las reformas en debate incluyan disposiciones específicas orientadas a que las mujeres con discapacidad que han sobrevivido a situaciones de violencia tengan plena accesibilidad y servicios.

“Para que la reforma sea efectiva, se necesitan recursos sostenibles y una planificación adecuada”, subraya el texto que aún puede ser suscrito por todas las personas que deseen apoyarlo.

Algunas mujeres que ya firmaron el documento que compartimos al final de este contenido cuentan en sus palabras y a partir de sus experiencias por qué es importante tener refugios con accesibilidad plena:

Regina Tamés, subdirectora de la División de los Derechos de las Mujeres de Human Rights Watch, señaló que a pesar de la estrecha relación que existe entre violencia y discapacidad, no existen estudios respecto de la cantidad de mujeres que adquieren una discapacidad por motivos de violencia, el tipo de discapacidad de qué se trata, y cuáles son los requerimientos que tienen para obtener reparaciones.

“El dictamen que actualmente está en discusión permitiría ordenar a las instituciones involucradas la realización de estudios focales que se concentren en explorar la relación entre discapacidad y violencia”, dice Tamés.

El dictamen que actualmente está en discusión en la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de diputados contempla la necesidad de aplicar el enfoque diferenciado para dar una efectiva protección a las mujeres que están en situaciones de violencia, pero si se cambia se retrocederá.

“Cuando mis cuñadas me lesionaron la columna y estaba yo convaleciente en el hospital, el Ministerio Público solicitó medidas de protección a mi favor, específicamente, la separación del domicilio de mis agresoras, sin embargo, el juez determinó que el propio Ministerio Público podría haber emitido dichas medidas de protección y me la negó, tuve que regresar a la casa de mi esposo y de mis cuñadas”, refiere Guadalupe Huerta, mujer con discapacidad sobreviviente de violencia, cuyo caso ejemplifica lo que ocurre.

En este texto se cita un estudio del Instituto Nacional de las Mujeres y la Convención sobre los Derechos de las Mujeres con Discapacidad, a los que puedes acceder a través de los siguientes enlaces:
www.cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/101267.pdf
Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, artículos 2 y 9

Firma la petición “Urge accesibilidad en refugios para mujeres víctimas de violencia”, también puedes firmarla en su formato descargable.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.